sábado 13 de julio de 2024 - Edición Nº549

Política | 16 may 2024

Inadmisible y provocador”: El Gobierno sólo le aumentó el presupuesto a la UBA

El Consejo Interuniversitario señaló que la medida apenas resuelve una parte del reclamo y exigió que se extienda a las 60 universidades. El Frente Sindical convocó a una doble jornada de lucha. “No hay un peso para salarios”, denuncia Francisca Staiti, de CONADU-H. El Gobierno Nacional definió actualizar en un 270 por ciento el presupuesto de gastos de funcionamiento de la Universidad de Buenos Aires y en un 300 por ciento el destinado a hospitales de la misma casa de estudios. Para el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) la medida implica el reconocimiento “de uno de los aspectos del problema -y su grave magnitud- que todo el sistema universitario viene planteando desde enero de este año”. Sin embargo, “resulta inadmisible y provocador que se reconozca solo para una universidad y no para la totalidad del sistema que reúne a un conjunto de 60 universidades a lo largo y a lo ancho de todo el país, que representan a dos millones de estudiantes de las universidades argentinas”, cuestionaron. “No aceptaremos que existan estudiantes de primera y de segunda”, rechazó el ente que reúne a los rectores y rectoras de todas las casas de altos estudios públicas del país. En esa línea, señalaron que “habiendo el Gobierno confirmado con sus actos que los recursos están, exigimos inmediatamente una resolución que garantice un incremento igual al otorgado a la Universidad de Buenos Aires para todas las universidades públicas de la Nación”. Consultada por Canal Abierto, Francisca Staiti, secretaria General de CONADU Histórica, advirtió que, de todas formas, la medida del Gobierno Nacional no contempla los ingresos de los trabajadores. “El presupuesto es más que los gastos corrientes, no hay un peso para salarios, que representan el 90 o 95% del presupuesto universitario, por lo tanto, esto de los gastos corrientes es una mínima parte del total del presupuesto universitario”, explicó la dirigenta. ¿Divide y reinarás? Tanto el Consejo Interuniversitario como los gremios universitarios nucleados en el Frente Sindical (CONADU-H, CONADU, FEDUN, CTERA, FAGDUT, FATUN y UDA), se pronunciaron ayer casi en simultáneo y cuestionaron duramente la medida. “Rechazamos cualquier metodología que promueva la división entre universidades y dentro de las universidades”, sostuvieron sin eufemismos los rectores. En tanto, desde el Frente Sindical dejaron bien en claro que “a casi un mes de la movilización en apoyo a la universidad pública más grande de la historia, el Gobierno Nacional no ha resuelto ninguno de los temas del conflicto universitario: salarios, presupuesto y becas estudiantiles”. En ese sentido, denunciaron que “la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, con la inflación acumulada del 8,8 % en el mes de abril, se ha agudizado y la Secretaría de Educación no convocó a reunión paritaria para resolver el incremento porcentual para el mes de mayo, no presentó una propuesta de recuperación de la pérdida salarial acumulada desde el mes de diciembre, no incrementó la garantía salarial para los cargos de menores ingresos y no pagó el FONID”. Ante este panorama, convocaron a 48 horas de protesta para los días 22 y 23: “24 horas de visibilización del conflicto y 24 horas de paro sin concurrencias a los lugares de trabajo”, informaron. Si bien el CIN aún no se plegó a la protesta, el comunicado de ayer es una fuerte señal de que se podría estar gestando una nueva movilización de todo el sector. Al respecto, Staiti opinó: “Creo que estrategia es ver cómo se divide este gran movimiento que por primera vez, y esto también es histórico, estudiantes, docentes, no docentes y también autoridades hemos estado en la pelea. También lo estuvimos en 2018, pero no en un movimiento conjunto, en esta ocasión se trata de un movimiento conjunto y articulado” “El tema es ver cómo nos dividen, porque la semana pasada también la universidad de Formosa recibió un refuerzo”, agregó la representante sindical. Redacción Canal Abierto


Por: Redacción Canal Abierto

El Gobierno Nacional definió actualizar en un 270 por ciento el presupuesto de gastos de funcionamiento de la Universidad de Buenos Aires y en un 300 por ciento el destinado a hospitales de la misma casa de estudios. Para el Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) la medida implica el reconocimiento “de uno de los aspectos del problema -y su grave magnitud- que todo el sistema universitario viene planteando desde enero de este año”.

 

 

Sin embargo, “resulta inadmisible y provocador que se reconozca solo para una universidad y no para la totalidad del sistema que reúne a un conjunto de 60 universidades a lo largo y a lo ancho de todo el país, que representan a dos millones de estudiantes de las universidades argentinas”, cuestionaron. “No aceptaremos que existan estudiantes de primera y de segunda”, rechazó el ente que reúne a los rectores y rectoras de todas las casas de altos estudios públicas del país.

 

 

En esa línea, señalaron que “habiendo el Gobierno confirmado con sus actos que los recursos están, exigimos inmediatamente una resolución que garantice un incremento igual al otorgado a la Universidad de Buenos Aires para todas las universidades públicas de la Nación”.

 

 

Consultada por Canal Abierto, Francisca Staiti, secretaria General de CONADU Histórica, advirtió que, de todas formas, la medida del Gobierno Nacional no contempla los ingresos de los trabajadores.  

 

 

“El presupuesto es más que los gastos corrientes, no hay un peso para salarios, que representan el 90 o 95% del presupuesto universitario, por lo tanto, esto de los gastos corrientes es una mínima parte del total del presupuesto universitario”, explicó la dirigenta.

¿Divide y reinarás?

 

Tanto el Consejo Interuniversitario como los gremios universitarios nucleados en el Frente Sindical (CONADU-H, CONADU, FEDUN, CTERA, FAGDUT, FATUN y UDA), se pronunciaron ayer casi en simultáneo y cuestionaron duramente la medida. “Rechazamos cualquier metodología que promueva la división entre universidades y dentro de las universidades”, sostuvieron sin eufemismos los rectores.

 

 

En tanto, desde el Frente Sindical dejaron bien en claro que “a casi un mes de la movilización en apoyo a la universidad pública más grande de la historia, el Gobierno Nacional no ha resuelto ninguno de los temas del conflicto universitario: salarios, presupuesto y becas estudiantiles”.

En ese sentido, denunciaron que “la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, con la inflación acumulada del 8,8 % en el mes de abril, se ha agudizado y la Secretaría de Educación no convocó a reunión paritaria para resolver el incremento porcentual para el mes de mayo, no presentó una propuesta de recuperación de la pérdida salarial acumulada desde el mes de diciembre, no incrementó la garantía salarial para los cargos de menores ingresos y no pagó el FONID”.

Ante este panorama, convocaron a 48 horas de protesta para los días 22 y 23: “24 horas de visibilización del conflicto y 24 horas de paro sin concurrencias a los lugares de trabajo”, informaron. Si bien el CIN aún no se plegó a la protesta, el comunicado de ayer es una fuerte señal de que se podría estar gestando una nueva movilización de todo el sector.

Al respecto, Staiti opinó: “Creo que estrategia es ver cómo se divide este gran movimiento que por primera vez, y esto también es histórico, estudiantes, docentes, no docentes y también autoridades hemos estado en la pelea. También lo estuvimos en 2018, pero no en un movimiento conjunto, en esta ocasión se trata de un movimiento conjunto y articulado”

“El tema es ver cómo nos dividen, porque la semana pasada también la universidad de Formosa recibió un refuerzo”, agregó la representante sindical.

 

Redacción Canal Abierto

 

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias