miércoles 21 de febrero de 2024 - Edición Nº406

Reportajes | 13 ene 2024

Adolfo Aristarain no se retracta y reafirma sus dichos a pesar de la denuncia del fiscal Stornelli "Este es un gobierno que está dando un golpe encubierto"

“¿Cómo me voy a arrepentir de lo que dije? Lo vuelvo a afirmar. Es decir, con la aclaración de que yo estoy hablando en contra de un gobierno golpista. Este es un gobierno golpista y entonces hay que hacer lo posible para que este gobierno desaparezca”. La voz de Adolfo Aristarain no conllevan un tono elevado, aunque sus palabras están cargadas de convicciones.


Por: Pagina12/Emanuel Respighi @erespi

El cineasta que acaba de ser denunciado por el fiscal Carlos Stornelli por incitar a la “violencia colectiva contra las instituciones”, tras la columna que publicó el jueves en Página/12, mantiene su postura con firmeza. El director de Un lugar en el mundo y Martín Hache, entre otros films, había criticado al gobierno de Javier Milei, afirmando que “No hay que darles tiempo. Hay que ganar la calle. El paro de la CGT tiene que ser por tiempo indeterminado: hasta que caiga el gobierno”.

 

Aristarain accede a la conversación con Página/12 aclarando que todavía no recibió ninguna notificación judicial en su contra. Según trascendió, el titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal 4 lo acusó porque “habría incurrido en conductas instigadoras de la comisión de delitos contra las instituciones e incitadoras de la violencia colectiva también en contra de las instituciones, en el caso puntual, en detrimento del normal desempeño de un gobierno democráticamente elegido”. El escrito fundamenta la denuncia al decir que las manifestaciones de Aristarain, “por su contexto y particular tenor, podrían llegar a importar, a través de un medio idóneo, literalmente un llamamiento, convocatoria o promoción a terceros a alterar la tranquilidad y el orden público, así como la paz social". Por último, la fiscalía entiende que “tal accionar ha excedido el marco de una mera opinión o protesta alcanzados por la garantía de la libertad de expresión y el derecho a peticionar a las autoridades”.

--¿Le sorprendió la denuncia?

--Yo no respeto a este gobierno, porque este gobierno es un gobierno golpista, es un gobierno sedicioso. Es decir, ya avisaron que no iban a gobernar con el Congreso, que iban a gobernar por decretos, y lo están haciendo. Es decir, mandaron el DNU al Congreso, con un tiempo delimitado, para que nadie lo pueda leer y voten a ojo cerrado todo lo que quieren hacer. Pero es imposible. La lógica es mandar todas las reformas de leyes que quieras hacer al Congreso, y que el Congreso tome su tiempo y las trate. Pero esto les importa un pito, no les interesa eso.

--¿Y por qué lo hacen?

--Lo que les interesa es tener los mecanismos mínimos para poder rematar al país. Lo que sea: los minerales, las empresas, todo lo que sea. Ahora leí que también van a meter mano en el fondo de garantía de sustentabilidad de la ANSES, todos los millones que hay. Esto es sedición, esto es un gobierno que está dando un golpe encubierto. ¿Cómo me voy a quedar callado yo y decir “qué lindo, qué bien, vamos a discutir”? ¿A discutir qué? Vos no podés discutir cuando 10 chorros se meten en la caja fuerte de un banco, ¿qué les vas a discutir? ¿”No roben” les vas a decir?

--¿Cree que la repercusión que tuvieron sus palabras y la causa que le iniciaron es parte del mismo proceso y que buscan callar las voces disidentes?

--Absolutamente. Lo que es muy curioso es que en todas las comunicaciones que recibí y las notas que hice con el periodismo, todos me dijeron “por suerte que alguien dice lo que todos queríamos decir”, que algo que es evidente alguien “lo dice en voz alta”. Y creo que esto es lo que hizo más ruido. Si algo que es A más B igual a C, nadie lo había dicho. Y bueno, yo lo puse sencillito y muy fácil. Estos tipos están robando para sus patrones y lo que quieren es quedarse con su porcentaje. Y nada más. No les interesa quedarse más tiempo para modificar las instituciones del país. Estos van a sacar su provecho, que no es el total, porque el total se lo llevan los patrones y el círculo rojo y quienes sean, y ellos se llevan una comisión que no sé cuánto será, que se la van a depositar en las cuentas offshore. Pero se tienen que rajar. Por eso yo digo que no aguantan más allá de mayo. Porque ningún chorro, después de haber robado, se queda esperando a que vengan a buscarlo. Tienen que embolsar la comisión e irse lo más lejos que puedan. Yo lo veo como muy clarito, no veo que sea ningún misterio.

--En la denuncia dicen que usted está “incitando la violencia colectiva contra las instituciones porque es un gobierno democráticamente elegido”.

--Es mentira. Es mentira porque el gobierno asume mintiéndole a la gente y no diciendo lo que va a hacer. Eso no es legitimar a un gobierno por la cantidad de votos que tenga. Y si los votos los conseguís engañando a la gente, están mintiendo.

--¿Y usted cree que sus palabras puede llegar a instigar contra un gobierno elegido democráticamente y convocando al desorden público?

--No, a ver… con quién vas a dar un golpe. Yo quisiera saber, dónde se metieron los partidos políticos, no sé dónde están, no sé con quién daría un golpe... Pero lo que sí está claro es que hay que pararlos y la única manera de pararlos es bloquearles los decretos de necesidad de urgencia y pedir un juicio político contra Milei y destituirlos y que gobierne el Congreso y que se llame a elecciones. No hay otra: con la actitud que tienen estos tipos, de la forma en que están robando y saqueando y piensan seguir saqueando al país… qué me digan cómo pararlos, llamarlo golpe, llámalo como quieras… Lo que no se puede es quedarse de manos cruzadas.

--¿Pero lo que usted plantea es dar un golpe de Estado o cambiar los ejes de la política del gobierno o al gobierno mismo a través de las instituciones democráticas?

--Cambiar el gobierno y que haya un gobierno institucional que haga las cosas dentro de las normas constitucionales y legales, nada más. No es hacer la revolución, es volver a lo que estábamos y al sistema de gobierno que teníamos. No se está planteando una revuelta que modifique todo, no. Volver a las instituciones, nada más.

--Es paradójico, o no, que sea Carlos Stornelli el que le inicie la demanda, dada la relación estrecha que tiene con Mauricio Macri, que cuando era jefe de gobierno porteño había afirmado que “nos vamos a subir al tren aunque tengamos que tirar a Kirchner por la ventana”. En aquél momento no pasó nada.

--Está bien, a ver qué quiere que le diga. Es así. Hace rato que la justicia está en manos de lo que todos sabemos... No me sorprende nada.

--¿No se arrepiente de lo que escribió? Por el contrario, lo reafirma.

--No, cómo me voy a arrepentir. Lo vuelvo a afirmar. Es decir, con la aclaración de que yo estoy hablando en contra de un gobierno golpista. Eso es lo que por ahí no puse en la nota y que es lo que tiene que quedar claro. Este es un gobierno golpista y entonces hay que hacer lo posible para que este gobierno desaparezca.

--¿Por qué lo considera “golpista”?

--Porque quieren modificar la Constitución a través de decretos de necesidad y urgencia. Lo que le llevaría un tiempo de una Convención Constituyente, tratando cada artículo, discutiéndolo, se salta la torera y lo que quiere es que le aprueben todo y se acabó. Eso es golpismo. Es anular al Congreso. Lo que quiere es anular las acciones del Congreso.

--Sin embargo, sus declaraciones son -al menos para la justicia- más golpistas que quienes con un DNU quisieron modificar más de 300 leyes…

--No, no, no. Está claro que lo que están haciendo es golpista.

--Como hombre de la cultura, ¿le duele la Argentina? ¿Por qué piensan que se llegó a esta situación ?

--Sí, me duele porque yo nunca pensaba volver a ver esto. Estoy como reviviendo cosas de la dictadura, cosas que han pasado y no lo puedo creer. No puedo creer, si tanto que hablamos de memoria y justicia, no puedo creer la falta de memoria. No puedo creer que la gente vuelva a pisar el mismo palito, vuelva a caer en la misma trampa cuando es evidente todo lo que iban a hacer. Es evidente. Eso es lo que me vuelve loco. Y sobre todo me vuelve loco la falta de reacción política. ¿Qué pasa con el justicialismo? ¿Por qué no sale Alberto (Fernandez) a apoyar el paro ahora de fin de mes? ¿Por qué no sale Cristina (Fernández)? ¿La Cámpora? ¿Por qué los radicales no hacen más que protestar y no hacen absolutamente nada cuando están en el momento histórico ideal para convertirse nuevamente en un partido político en serio? No pasa nada. ¿Que alguien me explique por qué nadie hace nada? Eso es lo que me vuelve loco.

Noticias AM

Comenzá el día informado con las últimas noticias. En tu correo, todos los días a las 7 am.

ver más newsletters

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias